29 ago. 2014

JABÓN DE CARDAMOMO, ANÍS Y CANELA


Este jabón ha desterrado a todos mis jabones favoritos, y se ha convertido en el MÁS FAVORITO. Un jabón perfecto para un día perfecto. Además, saca lo peor que hay en mi, sólo quiero guardármelo todo para mi, y no compartir ni una pastilla, ni olerla!!!!
 
Todo empezó porque me encanta el aroma a cardamomo, así que machaqué un buen puñado de semillas que aún tenía del viaje a Estambul y las dejé macerando en aceite de oliva hasta que me olvidé de ellas. Y un día encontré ese pequeño tesoro oleoso y al abrirlo era gloria bendita, así que decidí combinarlo con una infusión de anís estrellado y canela, y por supuesto aceites saponificados de palma refinado, más oliva virgen, coco, manteca de karité, manteca de cacao, aceite de ricino, de germen de trigo y vitamina E.

El aceite esencial de cardamomo es analgésico, regenerante y tonificador. Pero además el cardamomo tiene numerosos efectos medicinales sobre el aparato digestivo, circulatorio, respiratorio y nervioso, así que aconsejo que lo vayamos incluyendo, junto al jengibre, en la cocina diaria. Qué cosas más ricas y poderosas nos da la naturaleza!!!!


El cardamomo tiene beneficios psíquicos, es afrodisiaco, estimulante, elimina la fatiga, proporciona vigor, despeja la menta y es un buen antidepresivo. A nivel físico también estimula y tonifica el organismo en general ayudando en los tratamientos de los trastornos cardiovasculares, circulatorios, respiratorios, digestivos, genitourinarios. Calma dolores comunes y específicos: cefaleas, migrañas, jaquecas; mialgias, artralgias, neuralgias. Alivia calambres, cólicos y espasmos; combate la inflamación. Estimula la producción de saliva y elaboración de bilis, ayuda en caso de la perdida de apetito y facilita la digestión. Elimina el mal aliento...


La canela también mejora el estado de ánimo y además limpia la piel en profundidad, cerrando los poros dilatados, dado que es antiinflamatoria. Además, es antimicrobiana, antimicótica, y afrodisiaca igual que el cardamomo.

El anís estrellado es otro estimulante y energizante. Además, ayuda a eliminar toxinas y es un antibiótico natural. También es un analgésico muy recomendado para los dolores reumáticos. A pesar de tener propiedades medicinales a nivel digestivo, yo no recomiendo su uso alimenticio, porque a diferencia del anís común, el estrellado es muy tóxico en bebés, muy tóxico mezclado con alcohol y muy perjudicial durante el embarazo y la lactancia. Por otro lado, es imposible diferenciar (salvo por el olfato) el anís estrellado chino (apto para consumo aunque tóxico en grandes cantidades) del anís estrellado japonés (totalmente tóxico). En consecuencia, para cocinar o infusionar es mejor el anís común, que tiene las mismas propiedades, y dejar el anís estrellado (que no sea de origen dudoso) para aromatizar el ambienta o para jabones o ungüentos.